PRACTICA EL SLOW SEX

El slow sex no trata sólo de alargar el coito, sino que busca conseguir que el sexo sea algo más que satisfacer una necesidad, para que participen todos los sentidos, y poder disfrutar con calma de la experiencia.

Se trata de redescubrir nuestro propio cuerpo y el de nuestro amante. Se trata simplemente de tomarse el sexo como un arte, y de practicarlo con tiempo, mimo y calma, y no de dejarnos llevar por rutinas.

No se trata sólo de mejorar en sí el momento del encuentro, sino de desear que llegue. a veces no hay mejor afrodisíaco que conseguir que nuestra compañera o compañero se sienta querido y valorado. 

Los mal llamados “preliminares” no deben ser sólo una manera de calentar el horno.¿Quién dice que la penetración tenga que estar al final, y no al principio o en medio de nuestra sesión sexual? O simplemente, ¿quién dice que siempre tenga que haber penetración?

Se trata de pasar un rato disfrutando de la compañía del otro, de su cuerpo y del nuestro, y para conseguir ese objetivo, no hay una sola fórmula, sino todas las que nosotros queramos inventar.

El sexo puede ser “algo más”.

This entry was posted in Sexo On .